10 CLAVES PARA CUIDAR TU JARDÍN

¿Te has comprado una casa con jardín y quieres saber algunas claves para cuidar tu jardín? Si la respuesta es afirmativa, lo primero que tienes que hacer es investigar acerca de varios aspectos relacionados con tu terreno: qué plantas se dan mejor por el micro-clima o el tipo de tierra que abunda en él, las plagas que las pueden atacar y como se previenen o combaten. Esto facilitará tu trabajo desde el principio ya que comenzarás por lo seguro.

Cuidar tu jardín

Tener un jardín espectacular sin gastar tanto dinero es posible. Con un poco de dedicación aplicando algunas recomendaciones prácticas y sobre todo, con el cariño y la motivación necesarios, al poco tiempo tendremos los resultados esperados.

Bien sea que vivamos en una zona templada, donde la llegada de la estación primaveral nos aviva el entusiasmo por ver de nuevo nuestro jardín verde y florido; o que estemos en una zona tropical donde las altas temperaturas durante todo el año modelan el tipo de vegetación que podamos disfrutar, hay varios consejos que podemos aplicar para obtener resultados excelentes en cualquier parte donde se encuentre tu propiedad con parcela.

Claves para cuidar tu jardín

Presupuesto

Puede que no lo parezca, pero el presupuesto juega un papel importante a la hora de empezar a hacer nuestro jardín. Entre la compra de flores, plantas, pesticidas, herramientas… los costes se acumulan. Aún teniendo un presupuesto limitado, hay maneras para ahorrar sin dañar tu jardín, un consejo para ahorrar sería comprar las plantas, pesticidas o herramientas fuera de temporada y online (además que la compra online te da la ventaja de poder comprar cosas de otras partes del mundo), intercambia con tus amigos o vecinos o aprende como ahorrar agua para el riego poniendo cubos de agua cuando llueva.

Elegir el césped

Esta será la primera elección que tendremos que tener en cuenta si tienes pensado poner césped natural en tu jardín. Su cultivo dependerá de factores tales como si le da el sol o no. Si en tu jardín no tiene una cantidad de sol recomendable, la dichondra se adapta bien a climas húmedos y el gramillón a la semi-sombra. Por el contrario, la variedad más recomendable para una gran cantidad de sol es la bermuda por su alto grado de resistencia.

Regar con frecuencia

¡NO TE PASES CON EL RIEGO! Lo primeros que debemos tener en cuenta son las características del terreno y clima. También dependerá del tipo de plantas que hemos elegido. Lo ideal será mantener el terreno húmedo regando unas 2 veces semanalmente durante aproximadamente 10-15 minutos.

La fertilización

Para cuidar tu jardín correctamente, fertiliza cada vez que sea necesario ya que fortalece la hierba contribuyendo a que el césped pueda llegar a estar más espeso. Empieza a fertilizar una vez termine el invierno.

sembrar especies autóctonas
Fertiliza adecuadamente para cuidar tu jardín

El acolchado

El acolchado es la aplicación de una capa protectora de material orgánico en el suelo para preservar la humedad de la tierra y así impedir el crecimiento de las malar hierbas y asegurarnos la vitalidad de los nutrientes que nos brinda el terreno. Los compuestos orgánicos más utilizados incluyen astillas de madera, hierba cortada, paja, hojas e incluso papel de periódico triturado.

Cortar adecuadamente la hierba

Cortar el césped con demasiada frecuencia suele ser uno de los errores más comunes que nos solemos encontrar. Mantenerlo demasiado corto podría debilitarlo y hará que sea más propenso a contraer enfermedades.

Elegir las flores adecuadas

Mira la parte inferior de las macetas para asegurarte de que las raíces no estén muy retorcidas y sobre todo, asegúrate de que no contengan insectos o alguna enfermedad. Resiste a la compra de flores que ya han florecido ya que estás tienen menos resistencia a la siembra que las que todavía no tienen flor.

Calidad y no cantidad

La cantidad de plantas de tu jardín no te asegurará que este sea más bonito ni saludable si no lo tienes cuidado correctamente. Será importante que sepamos el espacio que tenemos disponible para poder comprar de acuerdo con el espacio que disponemos.

Mantenimiento de las herramientas

Para cuidar tu jardín, no solo basta con cuidar de las plantas, sino que el mantenimiento de las herramientas que utilicemos también será de vital importancia. Debes lavar las herramientas para evitar la transmisión de enfermedades, plagas o insectos entre las plantas. Basta solo con lavarlas en un cubo con agua y un poco de jabón para evitar que esas situaciones lleguen a ocurrir.

Usar macetas si es necesario

Puede que por falta de espacio o por tener menos practica hagamos uso de las macetas. Sin embargo, no deberemos usar la tierra del jardín para llenarlas ya que se volverá compacta y dura para las macetas provocando la muerte de la planta.

Existe un suelo específico para macetas que contiene mezclas de perlita o vermiculita que aunque no necesitan mucha agua, asegurán una buena circulación de aire y drenaje para el suelo.

Recomendaciones para tu jardín

Cuidar tu jardín será una labor menos demandante si siembras especies autóctonas pues la misma naturaleza hará el trabajo mayor de ayudarlas a crecer y a adaptarse.

Si el lugar donde vas a comprar una villa tiene un régimen de sequía muy marcado, es mejor escoger plantas resistentes a esa condición climática, esto te ayudará a ahorrar agua y tiempo para el riego. Igualmente, planta el resto del terreno con grama o cúbrelo con hojas, así se retendrá la humedad y con ella los nutrientes. Puedes también dividir el jardín según la exigencia de riego de cada clase de plantas, de esta manera cada grupo recibirá la cantidad de agua requerida. Recuerda que si las hojas reciben exceso de agua, puede producir moho. Por último, es importante regar al final de la tarde para evitar que el agua se evapore.

En toda propiedad con jardín hay la opción de tener un huerto que nos permitirá consumir alimentos frescos y con el orgullo de ser de nuestra propia producción. Para ahorrar en abono, se puede recoger los restos de las malas hierbas, de flores marchitas o de las podas para elaborar abono natural. Y para economizar en las herramientas, ¿qué idea mejor que comprarlas usadas o hacer intercambio con algún amigo o vecino?

Como todo proyecto a llevar a feliz término es muy importante la constancia. Perseverar en el tiempo y en el trabajo dedicado rendirá sus frutos. Hay que revisar con cuidado si las plantas han sido atacadas por alguna plaga o si en el terreno ha crecido alguna mala hierba que pudiera impedir el desarrollo adecuado de las mismas. Esto, con el fin de combatirlas a tiempo y con los mecanismos correctos.

regar tu jardín

Esperamos que estos útiles recordatorios para ti, que te has comprado una casa con jardín, hagan mucho más gratificante la labor de mantener perfecta tu propiedad con parcela.

En San José-inversiones disponemos de una amplia oferta en casas de campo y villas. Si estas pensando en comprar una propiedad con parcela, quizás te interese algunas de estas propiedades es Aspe y alrededores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Contacta con nosotros